11Dic

Crema de remolacha

Durante casi toda mi vida, no he concebido comer la remolacha de otra forma que no fuera en ensalada. Un día, probé a licuarla y empecé a añadírsela a mis batidos. Después, se me ocurrió hacer un hummus con ella. Y ahora, le ha tocado el turno a la versión en crema. Una receta que funciona igual de bien en frío que en caliente. Aunque en estas fechas, calentita entra mucho mejor. Tiene un sabor dulzón que me encanta, y te deja el cuerpo muy bien entonado.

La remolacha es una excelente purificadora de la sangre y del hígado por lo que es interesante integrarla en nuestra dieta durante todo el año. Además, es muy rica en hierro y contiene vitamina C que ayuda a su absorción.

Crema de remolacha
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 3-4
Ingredientes
  • 3 remolachas grandes crudas
  • 2 cebollas
  • 2 hojas de laurel
  • Un poco de sal
  • Agua
  • Toppings: un poco de yogur de cabra, brotes frescos de soja, pipas de calabaza.
Elaboración
  1. Pela la cebolla y córtala en juliana. Rehógala en una olla con un poco de aceite de oliva.
  2. Pela las remolachas, pártelas en cuartos y añádelas a la olla junto a las hojas de laurel y una pizca de sal. Añade agua hasta la mitad de las remolachas, sin que llegue a cubrir. Cuando empiece a hervir, baja a fuego medio, pon la tapa y deja que se cocine durante 20 minutos.
  3. Retira las hojas de laurel y tritura. Vete añadiendo más agua hasta que tenga la textura que quieras.
  4. Sirve la crema calentita. Por encima puedes decorar con una cucharadita de yogur de cabra, unos brotes (de soja, de alfalfa..), y unas semillas (calabaza, girasol, sésamo...)
Notas
Se pueden utilizar remolachas ya cocidas. Entonces no hará falta que las cocines. Pocha la cebolla, añade las remolachas troceadas, agua y deja que hierva 5 minutos. Tritura.