28Oct

Receta de puré de calabaza (en olla exprés y normal)

Puré de calabaza

Esta se receta se la quiero dedicar a mi hermano Rafa y a mis padres que se estarán riendo al verla aquí. El puré de calabaza es mi plato preferido y en mi casa lo han tenido que “sufrir” casi cada semana durante años.
Rafa estaba extrañadísimo de que no hubiera sido esta la receta de inauguración de mi blog, fue lo primero que me dijo. Así que… aquí está! Ahora que no vivimos juntos seguro que la echas de menos. Ya la tienes a mano para hacerla cuando quieras!

Pero antes, os cuento un poco algunas de las propiedades de sus ingredientes.

La Calabaza

Es muy rica en betacarotenos que le proporcionan su característico color naranja. Los carotenos, se transforman en vitamina A en nuestro organismo, esto hace que sea un alimento antioxidante por excelencia. Los betacarotenos, nos ayudan también a prevenir las enfermedades de los ojos como las cataratas o la pérdida de visión.
Las personas que fuerzan la vista en su trabajo, estudiando o delante del ordenador, deberían incluir la calabaza como ingrediente muy frecuente en su alimentación..

Es rica en vitamina C que junto con la A, previenen la oxidación de colesterol y nos ayuda a prevenir enfermedades del corazón.

Su aporte calórico es muy bajo, está compuesta principalmente por agua (entre un 80 y 90%) por lo que es un alimento apropiado en las dietas de adelgazamiento.

Es rica en potasio que nos ayuda a prevenir la retención de líquidos y por su contenido en fibra tiene un efecto muy saciante.

 

Las zanahorias

Son también ricas en carotenos (vitamina A) entre los que destaca el betacaroteno por lo que tienen poder antioxidante que nos ayuda a prevenir el prematuro envejecimiento de la piel. Como pasa con la calabaza, nos ayudan a proteger nuestros ojos y arterias.
Las zanahorias son laxantes y contienen mucha vitamina C y hierro.

Los puerros

Tienen propiedades antibacterianas, constituyen un buen antibiótico natural. Tienen efecto laxante y diurético y son grandes aliados en casos de obesidad ya que tienen muy pocas calorías. Los puerros son ricos en manganeso, favorece el desarrollo de la melanina que evita la aparición de canas y nos protege de los rayos del sol.

Las patatas

Deben consumirse siempre cocinadas. Son muy ricas en potasio por lo que son diuréticas, nos ayudan a eliminar líquidos. Se ha comprobado que ayudan a tratar la depresión y los problemas reumáticos. Contienen también calcio para nuestros huesos, fósforo y cantidades menores de betacarotenos.
Son muy ricas en hidratos de carbono por lo que las personas con problemas de obesidad o diabetes no deben abusar de este alimento.

Con todos estos ingredientes solo puede salir algo muuuuy bueno.

Tiempo de preparación: 45 minutos
Dificultad: fácil

Ingredientes (para 4 personas)

500 gr Calabaza
3 Zanahorias grandes
3 Puerros
1 Patata (opcional)
Aceite
Sal
Pimienta Blanca
Agua (1 litro y pico)

Cómo hacer puré de calabaza (en olla exprés y normal)

En la olla exprés
  1. Lo primero que vamos a hacer es preparar todas las verduras. Pelamos las zanahorias, la patatas y la calabaza quitándole también las semillas. Lo partimos todo en trozos sin importarnos mucho el tamaño porque luego lo vamos a triturar.
  2. Limpiamos los puerros debajo del grifo de agua fría abriéndolos por la mitad a lo largo eliminando la tierra que a veces tienen por dentro. Los troceamos.
  3. Metemos todos los ingredientes en la olla y añadimos agua sin que llegue a cubrirlos del todo. Añadimos sal y un chorrito de aceite de oliva.
  4. Cerramos la olla, ponemos el fuego a tope y cuando suban todos los aros, bajamos a fuego medio y lo dejamos cocinar durante 15 minutos.
  5. Pasado el tiempo y cuando la olla haya eliminado todo el vapor, abrimos y trituramos. Corregimos el punto de sal si le hiciera falta y añadimos pimienta al gusto.
En olla normal
  1. Lo primero que vamos a hacer es preparar todas las verduras. Pelamos las zanahorias, la patatas y la calabaza quitándole también las semillas. Lo partimos todo en trozos sin importarnos mucho el tamaño porque luego lo vamos a triturar.
  2. Limpiamos los puerros debajo del grifo de agua fría abriéndolos por la mitad a lo largo eliminando la tierra que a veces tienen por dentro. Los troceamos.
  3. Metemos todos los ingredientes en la olla y añadimos agua sin que llegue a cubrirlos del todo. Añadimos sal y un chorrito de aceite de oliva.
  4. Tapamos la olla y esperamos a que hierba. Bajamos entonces el fuego a medio-alto y dejamos cocer unos 30 minutos hasta que las verduras están blandas.
  5. Apartamos del fuego y trituramos. Corregimos el punto de sal si le hiciera falta y añadimos pimienta al gusto.
Nota: Si creemos que nos hemos pasado con el agua y que nos va a quedar un puré demasiado fino, eliminamos un poco de líquido antes de triturar. No tiramos ese caldo, lo reservamos por si nos hiciera falta añadir un poco más hasta conseguir la textura que más nos guste.
Si nos sobra caldo, podemos aprovecharlo para hacer una sopa de fideos o simplemente para tomarlo como caldo vegetal.