Pisto de verduras

El pisto es un clásico, una de esas recetas tradicionales que se han comido siempre en todas las casas. Se trata de una serie de verduras pochadas a fuego lento hasta que quedan muy tiernas. El pisto original es el manchego, hecho con cebolla, calabacín, pimientos y tomate. Se puede comer así tal cual, o acompañarlo de un huevo que se cuaja en el propio pisto, y de unos trozos de pan frito.

Como todos los clásicos, en cada casa se le da su toque personal. Hay quien le pone ajo y laurel, quien no pone salsa de tomate, o quien usa solo pimiento verde. Yo os dejo mi versión que es la receta clásica. Si voy a comerlo como plato único, lo suelo acompañar de un huevo, pero si lo pongo de entrante, lo como tal cual.

Una receta súper sana y muy fácil de hacer.

Pisto de verduras
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 4
Ingredientes
  • 2 calabacines grandes
  • 3 pimientos verdes italianos
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla grande
  • 2 tomates maduros pelados y despepitados
  • 2 cucharadas de salsa de tomate frito (casero a ser posible)
  • Un chorrito de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • Un poco de sal
Elaboración
  1. Como no todas las verduras tienen la misma dureza ni tiempo de cocinado, las iremos añadiendo una por una. Al cortarlas, procura que queden todas de un tamaño parecido para que el pisto sea homogéneo.
  2. Empieza troceando la cebolla en dados. Pon una cazuela al fuego con un chorrito de aceite y rehógala unos minutos con un poco de sal. Cuando la cebolla empiece a ablandarse, añade los pimientos también cortados en dados. Rehoga junto a la cebolla unos 5-7 minutos.
  3. Pela los tomates, ábrelos por la mitad y retira las pepitas. Trocéalos e incorpóralos a la cazuela. Añade también las 2 cucharadas de salsa de tomate. Cocina todo junto a fuego medio unos 10 minutos.
  4. Añade ahora el calabacín cortado también en dados. Baja el fuego y deja que se haga lentamente hasta que esté en su punto. Unos 10-15 minutos. Prueba de sal y rectifica si hiciera falta.
  5. Si quieres servir el pisto con huevo, haz unos huecos con la cuchara, casca los huevos que quieras en cada hueco, ponle una tapa a la cazuela y deja que se cuajen con el calor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 17 =

Valora esta receta:  
SÉ EL PRIMERO EN ENTERARTE
Suscríbete a nuestra newsletter GRATUITA y recibe todas las novedades en tu correo.
 
¡Serás el primero en enterarte de todo!
Thank you for subscribing!
Carrito de compra