17Oct

Crema de espárragos trigueros

crema-de-esparragos-okEsta crema de espárragos verdes o trigueros, es perfecta como primer plato tanto de diario, como para ocasiones especiales, o incluso como plato único para una cena ligera y nutritiva.

Las cremas, que siempre cuento que son mi debilidad, tienen un único problema, y es que se les suele añadir nata para darles una textura cremosa. La nata es grasa, y eso hace que aumente el número de calorías que contienen. Pero, ¿cómo conseguir una textura cremosa sin nata o leche? Pues muy fácil, aumentando la cantidad de calabacín (bien pelado), añadiendo la cantidad justa de líquido, y triturándola muy, muy bien. Os aseguro que es una solución perfecta y que el resultado es una textura fina y cremosa.

Una crema ligera, suave y deliciosa. Con muy pocos ingredientes y llena de sabor.

Crema de espárragos trigueros
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Author:
Raciones: 4
Ingredientes
  • 2 manojos de espárragos trigueros
  • 1 cebolla
  • 500 gr. de calabacín (2 calabacines medianos)
  • 1200 ml. de agua o caldo de verduras
  • 1 pellizco de sal
  • 1 pellizco de pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
Elaboración
  1. Retira la parte dura del tallo de los espárragos. Pártelos en trozos y reserva aparte 2 o 3 puntas por persona para decorar a la hora de servir.
  2. Trocea la cebolla en juliana y rehógala en una cazuela con 2 cucharadas de AOVE.
  3. Añade los espárragos (menos las puntas reservadas), y el calabacín previamente pelado y troceado. Rehoga todo junto durante un par de minutos a fuego vivo.
  4. Incorpora el agua o caldo de verduras, la sal y la pimienta. Cuando empiece a hervir, baja a fuego medio, tapa parcialmente la cazuela y deja que se cocine durante 20 minutos.
  5. Tritura bien y pásalo por un chino si quieres asegurarte de quede una crema bien fina.
  6. Por último, saltea las puntas de los espárragos y decora con ellas cada una de las cremas.
Notas
Además de las puntas de los espárragos, prueba a saltear unas setas picaditas y añádelas como guarnición.
Si haces mucha cantidad y te sobra, esta crema se puede congelar.