13Sep

Ensalada de pasta

Pasta salad

Con esta fresquita ensalada de pasta inauguro nuevo diseño del blog. El cambio ha sido radical y espero que os haya gustado! Todas las recetas antiguas las podéis encontrar aquí, cada una en su categoría. Además, habrá nuevas secciones donde os hablaré de ingredientes, truquillos, restaurantes y otras muchas cosas que tengan que ver con la vida sana.

De momento empezamos con esta ensalada de pasta, un clásico que no puede faltar. Receta fácil y siempre resultona, que podemos preparar con antelación y guardar en la nevera hasta que la vayamos a servir. Ingredientes muy sencillos que es fácil que tengamos a mano en casa, por lo que suele ser un plato muy recurrente a la hora de improvisar.

Suelo utilizar atún, pero en este caso le he añadido caballa en aceite de oliva. Me gusta, compro unos tarros que venden en Aldi que están muy bien de precio. Si prefieres atún, sin problema.

Para convertir esta ensalada en una receta vegetariana, simplemente suprime la caballa.

Ensalada de pasta
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Author:
Raciones: 4
Ingredientes
  • 350 gr. de pajaritas de colores
  • 1 cebolleta
  • 1 pimiento verde italiano
  • 2 tomates maduros
  • ½ manzana golden
  • 1 tarro de caballa en aceite de oliva (unos 180 gr.) (No si eres vegetariano)
  • Un chorrito de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 1 lima o limón
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Orégano fresco (o seco)
Elaboración
  1. Pon una cazuela con abundante agua al fuego. Cuando empiece a hervir añade la pasta y un puñado de sal. Cuécela el tiempo que indique el fabricante en el paquete (unos 9 minutos).
  2. Escurre la pasta y enfríala bajo el grifo de agua fría. Reserva.
  3. Pica la cebolleta y el pimiento verde. A mí me gusta hacerlo finito para no encontrar trozos grandes pero esto es a gusto de cada uno. Ponlos en una fuente lo suficientemente grande para que quepa toda la ensalada.
  4. Pela la manzana y pártela en trocitos pequeños. Haz lo mismo con el tomate, quedará más gustoso si le quitas la piel. Incorpóralos a la fuente.
  5. Escurre el aceite de la caballa, desmígala y añádela a la fuente.
  6. Mezcla la pasta con el resto de ingredientes y guarda en la nevera hasta que la vayas a servir.
  7. Aliña en el momento de comerla con un chorrito de AOVE, un poco de sal, pimienta negra molida y el zumo de una lima.