23Feb

Puré de manzana y calabacín (Receta de guarnición)

No menospreciemos una guarnición porque juega un papel importantísimo en las comidas. Y es que tiene el poder de alegrar el plato más triste. Muchas veces son el toque definitivo para pasar del aburrimiento al disfrute total. Estamos acostumbrados a guarniciones potentes y bastante calóricas pero también existen otras opciones muy sanas y ligeras para hacer nuestras comidas mucho más atractivas.

Hoy os comparto una de mis preferidas: la guarnición de puré de manzana y calabacín. La que más me gusta para acompañar carne de cerdo, pollo, pavo o cualquier cosa que me apetezca. Me encanta su sabor dulzón mezclado con el calabacín y con el toque de pimienta. Me atrevo a decir que es de las guarniciones más sanas y deliciosas que os vais a encontrar. No le añadimos ningún tipo de grasa ni de harina, se trata solo de manzana y calabacín.

Tened esta receta a mano porque puede ser más que probable que la incluyáis en vuestro recetario del día a día.

Puré de manzana y calabacín (Receta de guarnición)
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 1
Ingredientes
  • 4 manzanas golden
  • ½ calabacín
  • Un poco de sal
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • 1 cucharada de agua
Elaboración
  1. Pela las manzanas, retírales el corazón y trocéalas. Ponlas en un cazo con una cucharada sopera de agua y un poquito de sal. Tapa, y deja que se hagan a fuego medio-suave. Tienen que quedar blanditas.
  2. Cuando las manzanas estén blandas, retira del fuego y aplástalas con la ayuda de un tenedor. Ralla el calabacín en crudo por encima de las manzanas. Solo con el calor del puré se hará el calabacín, no necesitas cocinarlo antes. Salpimenta al gusto.