22Oct

Champiñones rellenos de jamón y cebolleta

Champiñones rellenos de jamón y cebolleta

Estamos en pleno otoño y no pueden faltar en nuestra mesa las recetas con setas. Hace unos meses puse una de champiñones crudos: carpaccio de champis, pero hoy, los vamos a hacer cocinados y rellenos. Es una receta muy fácil, los champis los encontramos en casi cualquier tienda de alimentación. Yo, en cuanto veo unos grandes lo primero que pienso es “de qué los voy a rellenar?”  Hay muchas opciones! pero esta que os propongo hoy, me gusta especialmente. Es una receta barata, sana y sencilla, con un resultado muy jugoso. Deliciosa!

Los champiñones son un alimento muy ligero, están compuestos por más de un 90% de agua y un contenido muy reducido en grasas e hidratos de carbono, por lo que se recomiendan en algunas dietas para adelgazar. Son ricos en selenio, mineral muy importante por su papel antioxidante.

Vamos con la receta!

Tiempo de preparación: 20 minutos
Dificultad: fácil

Ingredientes

4 Champiñones grandes
1 Cebolleta
5 lonchas de jamón serrano
Aceite de oliva
Pimienta
Sal

Cómo hacer champiñones rellenos de jamón y cebolleta

Precalentamos el horno a 250 grados.

  1. Lavamos bien los champiñones para quitarles toda la tierra y les cortamos los tallos (los guardamos para preparar otras recetas como estos raviolis de calabacín o para incluirlos en una ensalada)
  2. Ponemos los “sombreritos” en una bandeja para horno, les espolvoreamos sal y pimienta por encima y un poquito de aceite. Los metemos al horno que tenemos ya caliente a 250 grados, durante 10 minutos.
  3. Picamos finamente la cebolleta y la pochamos en una sartén con unas gotas de aceite.
  4. Cuando la cebolleta esté ya hecha, picamos finitas 3 lonchas de jamón serrano y se lo añadimos a la sartén. Le damos unas vueltas con la cebolleta y salpimentamos a nuestro gusto.
  5. Rellenamos los champiñones con la mezcla de cebolleta y jamón.
  6. Para terminar, y aprovechando que tenemos el horno encendido, hacemos un crujiente de jamón con las 2 lonchas que nos sobran. Para ello, metemos las 2 lonchas en el horno y las dejamos entre 3-4 minutos. Al sacarlas, deberán estar duras y se nos “cascarán” en la mano. Desmigamos el jamón con las manos, con un cuchillo o con un mortero y espolvoreamos las virutas crujientes por encima de los champis rellenos. Este crujientito les da el toque maestro!