17Oct

Champi-burguers

Hoy toca una receta sana y también divertida. El otro día vinieron unos amigos a cenar a casa, fue algo imprevisto y tuve que improvisar una cena-picoteo sobre la marcha. Casualidad que tenía en la nevera champiñones y carne picada, y para no hacer unas simples hamburguesas, se me ocurrió hacer estos pinchitos a los que he bautizado como champi-burguers. Fueron un éxito! Con la presentación ya tuve medio camino ganado pero es que además, están buenísimas.
Me pareció una buena idea compartir esta receta en el blog, porque muchas veces nos cuesta encontrar aperitivos o picoteos sanos.

Aquí os la dejo para que os animéis a hacerla vosotros también!

Ingredientes

Carne picada de ternera
Champiñones tamaño pequeño
Perejil
Vino blanco
Ajo (opcional)
Aceite de oliva
Pimienta
Sal
Palitos para brochetas

Elaboración

 

  1. Los champiñones vamos a hacerlos a la plancha. Para ello, les cortamos los tallos (podemos guardarlos para hacer otras recetas como esta), y los lavamos muy bien para quitar toda la tierra que puedan tener. Los secamos con papel absorbente.
  2. Calentamos una sartén con unas gotitas de aceite de oliva y añadimos los champis. Dejamos que se vayan haciendo a la plancha, a fuego medio-alto y dándoles la vuelta para que se hagan por todas partes. Les ponemos un poco de sal, y cuando estén listos los reservamos.
  3. Picamos muy finamente el perejil y el ajo. Se lo añadimos a la carne picada. Salpimentamos a nuestro gusto y amasamos todo bien. El ajo lo pongo como opcional porque su sabor va a estar muy presente y quizá pueda cansar. Si no nos apetece, no lo ponemos.
  4. Formamos mini-hamburguesitas, muy pequeñas, deben ser del mismo tamaño que los champiñones para que nos queden bien ajustadas al montar los pinchos.
  5. Ponemos una sartén o plancha al fuego con unas gotitas de aceite, y las hacemos a la plancha. Al ser tan pequeñas tardan muy poco en hacerse y además, una vez fuera del fuego se seguirán haciendo por dentro con el calor que mantienen, así que, mejor no hacerlas demasiado.
  6. Montamos los pinchos: ponemos cada hamburguesita encima de un champiñón y los pinchamos de arriba a abajo con los palitos para brochetas. Apretamos bien para asegurarnos de que el champiñón no se nos suelte.
Ya están listas nuestras champi-burguers!