20Jun

Bocadillo de espárragos trigueros, huevo y cebolla morada

Jugoso, tierno y sabroso. Este bocadillo vegetal es una auténtica delicia. Si nos acostumbramos a meter ingredientes sanos y bajos en calorías entre pan y pan, conseguiremos llevar una dieta equilibrada incluso comiendo de bocata.

Hay vida después del embutido, y os aseguro que es una vida deliciosa.

Cosas importante a tener en cuenta:
Para hacer un buen bocadillo, es muy importante la elección del pan. Esto va a marcar la diferencia entre un bocadillo sin más, a un bocadillo supremo! En este caso, yo he elegido un pan rústico integral, que tiene la corteza dura y le da ese toque crujiente que me encanta.
Hay que ser generoso untando el tomate, ponle una buena capa para que quede bien jugosito.
Los espárragos están pasados por la plancha, pero no los hago mucho, me gusta dejarlos muy al dente, casi cruditos.
He cocido el huevo durante 9 minutos para que la yema esté cocinada pero no demasiado.
Espolvorea bien de orégano y un chorrito de aceite de oliva.

No te sientas culpable, ¿Que te apetece un bocadillo? pues cómetelo!

Bocadillo de espárragos trigueros, huevo y cebolla morada
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Author:
Raciones: 1
Ingredientes
  • Pan rústico integral
  • 2 espárragos trigueros
  • ½ tomate natural rallado
  • 1 huevo duro cocido
  • Cebolla morada
  • Orégano seco
  • Sal
  • Pimienta
  • ½ cucharada de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
Elaboración
  1. Cuece un huevo duro. Recuerda meter el huevo en agua fría y contar 10 minutos desde que empieza a hervir. Espera a que enfríe un poco para pelarlo, de esta manera no se pegará la cáscara y podrás quitarla fácilmente.
  2. Ralla o tritura el tomate, y mézclalo con ½ cucharada de AOVE y una pizca de sal.
  3. Corta los espárragos por la mitad en sentido longitudinal y márcalos en la plancha o sartén hasta que estén doraditos.
  4. Unta la base del pan con el tomate, coloca encima los espárragos trigueros, el huevo duro en rodajas y unas láminas finitas de cebolla morada. Espolvorea un poco de sal, pimienta y orégano seco. Termina con un chorrito de AOVE y a disfrutar.
Notas
Recomiendo tostar el pan para que el bocadillo quede crujiente y calentito.