ideas de recetas saludables, qué comer sano hoy, sopas de invierno, como hacer garbanzos, recetas de comida real, recetas realfood

Sopa de repollo y garbanzos, un plato calentito para el invierno

ideas de recetas saludables, qué comer sano hoy, sopas de invierno, como hacer garbanzos, recetas de comida real, recetas realfood¡No hay ola de frío que se te resista con esta sopa en el cuerpo! Nutritiva, muy saludable y llena de sabor. Junto con la Minestrone, es una de las sopas de invierno que más me gustan.

El repollo, berza, o col (hay que ver que de nombres para una misma cosa) es muy diurético, por lo que viene genial contra la retención de líquidos. Los garbanzos, son una fuente de proteína vegetal fantástica. La mezcla de estos dos con las verduras y el caldo con especias, es una delicia.

Aquí abajo os he puesto la receta completa para hacerla desde cero, pero os confieso que yo aprovecho para hacer esta sopa cuando me sobran garbanzos o repollo de la comida. Teniendo ya la mitad del plato hecho, es facilísimo y rápido de preparar. También puedes hacerla con garbanzos de bote y te ahorras el paso de cocerlos.

Si vas a cocinar los garbanzos, acuérdate de que a diferencia del resto de legumbres, estos hay que ponerlos a remojo con el agua caliente y cocinarlos cuando el agua esté hirviendo para que queden tiernos.

Si quitas parte del caldo de esta receta y cambias la cuchara por un tenedor, en lugar de sopa, tienes un plato de Repollo con Garbanzos exquisito.

Sopa de repollo y garbanzos
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 4
Ingredientes
  • 300 gr de garbanzos en seco (para la versión rápida puedes utilizar 1 bote ya cocidos)
  • ½ repollo blanco
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 hoja de laurel
  • Un poco de sal
  • Un poco de pimienta molida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Agua
Elaboración
  1. Pon a remojo los garbanzos desde la noche anterior en agua templada con una cucharadita de sal. Tienen que estar mínimo 12 horas. Escúrrelos antes de cocinarlos. No utilices el agua de remojo para la cocción.
  2. Pon la olla exprés al fuego con 1,5 litros de agua y cuando empiece a hervir (esto es importante para que los garbanzos queden tiernos), añade los garbanzos, la mitad de la cebolla, el puerro en dos trozos, las 2 zanahorias peladas, la hoja de laurel y un poco de sal. Cierra la olla y cuando suban los aros deja que se cocine 25 minutos. Espera a que salga el vapor antes de abrir.
  3. Por otro lado, pica la media cebolla que te queda y los ajos. Rehógalos en otra olla grande (luego irá ahí la sopa entera) con un poco de aceite de oliva. Añade la salsa de tomate, el pimentón, el comino, un poco de sal y un poco de pimienta molida.
  4. Trocea el repollo y añádelo a esta olla. Rehoga todo junto durante 1 minuto y cubre con agua. Tapa y deja que hierva a fuego medio unos 25-30 minutos, hasta que el repollo esté tierno.
  5. Abre la olla de los garbanzos, retira las verduras, trocéalas y ponlas en la olla con el repollo. Vete añadiendo los garbanzos y caldo de estos a la olla del repollo hasta completar tu sopa.
Notas
Si utilizas garbanzos de bote ya cocidos, pon todas las verduras troceadas cuando hagas el repollo. Añade los garbanzos al final para darle unos 10 minutos de hervor con todo junto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − uno =

Valora esta receta:  
SÉ EL PRIMERO EN ENTERARTE
Suscríbete a nuestra newsletter GRATUITA y recibe todas las novedades en tu correo.
 
¡Serás el primero en enterarte de todo!
Thank you for subscribing!
Carrito de compra