Paninis de berenjena

Panninis o falsa pizza de berenjena asada

Otra receta estrella para el recetario de Hoy comemos sano. Les llamo así a todas las recetas que son una versión sana de otros platos conocidos y que el resultado es un 10 de lo riquísimas que están. Dos de ellas son los raviolis de calabacín y la buenísima pizza sin masa de pizza.
En este caso, esta es mi otra versión de las pizzas o los paninis. Sustituimos la masa o el pan por una rica berenjena asada y tenemos un plato maravilloso, bajo en calorías y sanísimo!

Ingredientes

Berenjena (de cada berenjena nos saldrán 3 paninis)
Salsa de tomate
Mozzarela light
Tomatitos cherry
Jamón serrano
Hojas de albahaca frescas
Orégano

Cómo hacer paninis o falsa pizza de berenjena asada

Precalentamos el horno a 250 grados.

 

  1. Cortamos la berenjena longitudinalmente en láminas de 2 cm de grosor. (Le quitamos la primera capa, para que no nos quede toda la piel en la base y para que esta sea plana).
  2. Pasamos las láminas por la plancha unos 5 minutos y les añadimos un poco de sal.
  3. Untamos una bandeja para horno con unas gotas de aceite y colocamos las láminas encima.
  4. En cada lámina de berenjena extendemos una capa de salsa de tomate, unos trocitos de mozzarela, tomatitos cherry cortados por la mitad, unos trozos de jamón serrano y espolvoreamos orégano por encima.
  5. Metemos al horno que ya tenemos caliente, y dejamos que se hagan entre 8-10 minutos.
  6. Sacamos del horno y decoramos con unas hojas de albahaca por encima. Importante este último toque porque les va a dar un aroma y un sabor definitivos.

6 comentarios en “Paninis de berenjena”

  1. ¿Y no hace falta meter la berenjena en agua de sal para quitarle el amargor?
    Me encanta la idea. No es una berenjena rellena. Muy ligera y rica. Y como el jamón pasa por el horno es apta para embarazadas 😀

    1. Hola Mamá 2.0, yo no las meto en agua con sal ni en leche. Dicen que es para quitarles el amargor pero a mí no me resultan amargas en absoluto. Me quedan riquísimas hechas así directamente. Lo que sí hago, es meterlas en agua o leche si ya las he cortado y no voy a cocinarlas en el momento. Las berenjenas se oxidan enseguida y aunque su sabor no varía, quedan un poco feas a la vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =

SÉ EL PRIMERO EN ENTERARTE
Suscríbete a nuestra newsletter GRATUITA y recibe todas las novedades en tu correo.
 
¡Serás el primero en enterarte de todo!
Thank you for subscribing!
Carrito de compra