22Dic

Pulpo con parmentier de boniato y escamas de pimentón

Esta es una versión del pulpo a la gallega, un plato tan típico de nuestra gastronomía. Esta vez, en lugar de patata en la base, he hecho un parmentier cremosito de boniato, con un toque de aceite ahumado y pimentón. Receta muy fácil que ha quedado espectacular.

Lo que realmente le da personalidad y carácter a este plato, son los aliños que he utilizado. Hace poco me llegó un pedido de la marca La Chinata. Era una caja con diferentes tipos de pimentón y un aceite de oliva virgen extra ahumado. Vaya por delante decir, que nunca recomendaré en mis recetas, blog y ni en redes sociales, ningún producto que no haya pasado mi filtro y con el que esté absolutamente encantada. Y dicho esto, os cuento que desde que lo recibí, ¡estoy enganchada al pimentón! jajaja como suena eso…

Siempre he sido muy amiga de las especias pero reconozco que el pimentón solo lo usaba para un par de cosas y listo. ¿Sabeis que existe el pimentón dulce, el agridulce y el picante? ¿Que lo hay en polvo y también en escamas? No os hacéis una idea de cómo le queda un poco de pimentón ahumado por encima a unos huevos estrellados. Es muerte lenta. Y unas escamas de pimentón dulce en una pizza, ¡es un toque brutal!. El otro día hice palomitas caseras y las aliñé con pimentón! Sisi, lo que oís. Buenísimas!!! Os animo a utilizar especias siempre que podáis. Son un ingrediente súper saludable y alegran los platos muchísimo!

Os dejo esta receta fácil y rápida. El pulpo lo compré ya cocido así que en 15 minutos tenía el plato listo.

Pulpo con parmentier de boniato y escamas de pimentón
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 2
Ingredientes
  • 1 cola de pulpo cocida
  • 1 boniato tamaño mediano
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra ahumado de La Chinata (normal si no tienes)
  • Un poco de leche (la que uses, yo puse de vaca)
  • Pimentón en polvo agridulce de La Chinata
  • Escamas de pimentón picante de La Chinata
Elaboración
  1. Mete el boniato tal cual en el microondas y programa 6 minutos a potencia máxima. Abre y pincha con un cuchillo para comprobar que esté hecho. Dependerá del tamaño de tu boniato. Si ves que está durito, mételo un par de minutos más.
  2. Saca el boniato, retira la piel y quédate con la carne. Ponla en un bol, añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra ahumado y mezcla bien. Si no tienes este aceite ahumado (que es una delicia), puedes ponerle el normal. Aplasta con un tenedor para hacer un puré.
  3. Añade un chorrito de leche y sigue mezclando. La cantidad de leche, dependerá de la cremosidad que quieras darle al parmentier. Vete añadiendo poco a poco hasta conseguir la textura que prefieras.
  4. Corta el pulpo ya cocido en rodajas.
  5. Pon el parmentier de boniato en la base de un plato, y reparte el pulpo por encima. Rocía con un hilito de aceite, y espolvorea generosamente pimentón agridulce por encima. Termina con unas escamas de pimentón picante, y ¡a disfrutar!