18Dic

Lombarda con pasas y piñones

De todas las coles, la lombarda puede ser mi preferida. Y no solo por su color, ¡que me encanta!, sino también por su sabor, textura, y por lo versátil que es. La lombarda es perfecta para tomar tal cual, como plato en sí misma, pero también para servir como acompañamiento de  otras recetas. Le va genial a cualquier carne de cerdo, a un pescado graso, a un pollo asado… Y les aporta una personalidad buenísima y diferente de lo que solemos poner en casa.

Otro plato muy interesante para hacer con la lombarda, es una deliciosa crema. Suave, delicada y con un sabor muy sutil. Recomiendo probarla. La receta está publicada en el blog desde hace un tiempo (pincha aquí para verla).

Os dejo aquí la versión con pasas y piñones que yo uso tanto como plato principal, como guarnición.

Lombarda con pasas y piñones
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 4
Ingredientes
  • 1 col lombarda mediana
  • 1 manzana golden
  • Un puñado de pasas sultanas
  • Un puñado de piñones
  • Unas gotas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • Un poco de sal
Elaboración
  1. En primer lugar, retira la primera capa de hojas de la lombarda, y corta una rodaja de la base para que puedas apoyarla y se quede estable para cortarla. Ahora, trocéala entera y retira la parte del tronco. Para trocearla, haz rodajas y luego corta cada una en el otro sentido.
  2. Pela la manzana, retira el corazón y pártela en dados más bien pequeños.
  3. Pon la lombarda junto con la manzana en una olla y cubre con agua. Añade un poco de sal, tapa y deja que hierva a fuego medio durante unos 30 minutos. Hasta que la lombarda esté tierna (prueba para comprobar textura).
  4. Cuando la lombarda esté hecha, escúrrela en un colador. Saltea los piñones y las pasas en una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y a la hora de servir, añádeselos a la lombarda por encima.