2Nov

Judías verdes, brócoli y setas

Lo bien que sienta comer un buen plato verde. A mí hay veces que el cuerpo me lo pide. Como si me dijera, “¡dame un chute de nutrientes, nena!”

Me gusta mezclar diferentes verduras en un mismo plato y no ser mono-ingrediente. Las cocino poco para que se queden al dente. Conservan mejor sus propiedades y la textura me encanta. Luego, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima, no necesito nada más.

No os pongo cantidades en los ingredientes porque yo lo hago a ojo según los que seamos en casas a comer.

Greens
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 1
Ingredientes
  • Judías verdes
  • Brócoli
  • Champiñones
  • Shiitakes
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico (opcional para el color verde fosfo)
Elaboración
  1. Quita las puntas de las judías y con un pelador, retira las hebras de los costados. Con paciencia, vete cortándolas en tiras finas, partiéndolas por la mitad o incluso en tres tiras a lo largo. Debes conseguir una especie de "espaguetis".
  2. Pon una olla con abundante agua al fuego, añade ½ cucharadita de bicarbonato sódico (opcional para el color verde fosfo), y lleva a ebullición. Cuando hierva, añade las judías verdes y escalda 3 minutos. Saca y escurre.
  3. En la misma agua hirviendo, cuece el brócoli separado en arbolitos, unos 5-7 minutos (depende de la textura que quieras).
  4. Lamina las setas y saltéalas en una sartén con unas gotas de aceite de oliva.
  5. Coloca en el plato las judías verdes y reparte el brócoli y las setas por encima. Un poco de sal, una pizca de pimienta negra y un chorrito de AOVE (aceite de oliva virgen extra), y tienes un plato diez.
Notas
pelador de vainas