26Oct

Crema de coliflor con garbanzos especiados

Cremosa, suave y ligera. La crema de coliflor es una receta perfecta para los días de otoño. Al contrario de lo que se puede pensar, su sabor es suave y delicado. Muy diferente a cuando la comemos entera. A los detractores de esta col, os sugiero que también la probéis y le deis una oportunidad a su versión en crema. Estoy segura de que a la mayoría os va a sorprender.

La coliflor es un vegetal que pertenece a la familia de las crucíferas, y como el resto de coles (brócoli, repollo, lombarda…), tiene propiedades anticancerígenas.

Os cito literalmente la explicación que da la Doctora Odile Fernández, autora del libro “Mis recetas anticáncer”, da sobre las crucíferas y su poder anticáncer.

“Las crucíferas son especiales en la lucha contra el cáncer por poseer una sustancia anticáncer llamada glucosinolatos que solo se encuentra presente esta familia. Los glucosinolatos le dan a esta familia su olor y sabor característico. Cuando las paredes celulares de estos vegetales son rotas por efecto de la masticación o tras ser troceados con un cuchillo, entra en acción una enzima llamada mirosinasa que convierte los glucosinolatos en isotiocianatos y estos son los verdaderos agentes anticáncer.

Las propiedades anticáncer de las crucíferas:

 -Son antiinflamatorios.

 -Son antiangiógenicos, por lo que el cáncer no puede crear nuevos vasos que le permitan alimentarse y expandirse por todo nuestro cuerpo.

 -Son detoxificadores. Ayudan a nuestro cuerpo a eliminar carcinógenos.

 -Previenen el daño causado en el AND por efecto de los carcinógenos y los radicales libres.

 -Promueven el suicidio de las células tumorales.

-Tienen actividad anti estrogénica. La exposición a los estrógenos incrementa el riesgo de padecer cáncer de mama.

 -Regulan las hormonas femeninas.

Comiendo crucíferas con regularidad las posibilidades de padecer cáncer de mama son menores. En un estudio realizado recientemente en China se ha demostrado que las mujeres que comen una ración de crucíferas al día tienen un 50% menos de posibilidades de sufrir cáncer de mama. En un estudio europeo se demostró que las mujeres que consumían crucíferas al menos 1 vez por semana tenían un 17% menos de sufrir cáncer de mama.”

Como acompañamiento a esta deliciosa crema, he puesto unos garbanzos especiados con curry. Un plato súper completo.

4.5 from 4 reviews
Crema de coliflor con garbanzos especiados
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 4
Ingredientes
  • 1 coliflor
  • 1 patata mediana
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • Agua
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Garbanzos cocidos
  • 1 cucharadita de curry
  • Un poco de sal
  • Una pizca de pimienta negra
Elaboración
  1. Pica la cebolla y el puerro, y rehógalos en una olla con un poco de aceite de oliva.
  2. Añade la coliflor y la patata troceadas. Dales un par de vueltas con la cebolla y añade agua justo hasta que cubra. Tapa, baja a fuego medio y deja que hierva durante unos 15 minutos.
  3. Pasado el tiempo, pincha la patata para comprobar con esté hecha, y tritura. Ojo, antes de triturar calcula si tienes que quitarle un poco de líquido para que no te quede muy aguada. Puedes quitarle un poco e ir añadiendo si te lo pide.
  4. Si no tienes garbanzos cocidos caseros, puedes utilizarlos de bote. Enjuágalos bien y escúrrelos. Pásalos por una sartén con un pelín de aceite de oliva y una cucharadita de curry en polvo.
  5. Sirve al crema acompañada de los garbanzos.