15Jun

Crema fría de zanahoria, calabacín y nabo

Esta crema de zanahoria, calabacín y nabo, me gusta especialmente comerla en frío. Es una receta muy básica con ingredientes sencillos y económicos. Perfecta para tenerla preparada en la nevera ahora que ya han empezado los días de calor.

Procuro que en mi nevera siempre haya una botella con gazpacho o crema de verduras. Es comodísimo llegar a casa y tener algo fresquito, rico y saludable ya preparado esperándome.

Me encanta rallar zanahoria y calabacín crudos por encima. ¡Le da un toque crujientito súper rico!

5.0 from 1 reviews
Crema fría de zanahoria, calabacín y nabo
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 4
Ingredientes
  • 10-12 zanahorias
  • 1 calabacín pelado
  • 1 nabo
  • 1 cebolla
  • 2 puerros
  • Agua
  • 2 cucharadas de AOVE
  • Pimienta
Elaboración
  1. Pela y corta en rodajas la cebolla, los puerros, el calabacín, las zanahorias y el nabo. Pon una olla al fuego con 2 cucharadas de AOVE y rehoga todo durante 5 minutos.
  2. Añade un poco de sal y pimienta.
  3. Cubre con agua (justo hasta cubrir). Pon una tapa. Cuando empiece a hervir, baja a fuego medio y deja que se cocine durante 25 minutos.
  4. Antes de triturar, calcula si tienes exceso de líquido. Si fuera así, retira un poco y reserva. Puedes ir añadiendolo poco a poco hasta conseguir la textura de crema que más te guste.
  5. Sirve fría (o caliente). Como idea para decorar, ralla un poco de zanahoria y calabacín crudos por encima y espolvorea una mezcla de pimientas (negra, blanca, rosa, verde)
Notas
Esta crema en frío está deliciosa. Puedes hacerla con antelación y guardarla en la nevera. Aguanta 4 días perfectamente.

Como todas las cremas, se puede congelar. Al descongelarla, dale un pasada por la batidora para homogeneizarla (suelen quedar deslabazadas)