3Mar

Galletas de avena con pepitas de chocolate

Hacer galletas de avena en casa ¡es muy fácil! y además son sanísimas y muy nutritivas. Y es que si leyéramos las etiquetas de las galletas que compramos fuera, os aseguro que nos animaríamos más a hacerlas caseras. Sin harina, ni mantequilla, ni azúcar. Estas galletas de avena son las más sanas que pueden existir. Todos los ingredientes son cien por cien naturales.

La textura es blandita. No esperéis que crujan, pero están riquísimas. Con las cantidades que he puesto en la receta, os saldrán unas 15 galletas y aguantan bien varios días. Yo las guardo en un bote y, aunque debería reservarlas para cuando tocan, voy picando cada vez que paso en la cocina… Si llegan al desayuno, me gusta templarlas unos segundos en el micro. Calentitas y mojadas en mi té mañanero están… mmmmmm…… ¡Pero ojo! no las calientes demasiado porque se pueden quedar duras. 15 segundos suficiente.

Uno de los ingredientes de las galletas de avena es la compota de manzana. Tienes mi receta pinchando aquí: Compota de manzana 

Y a partir de esta receta, varía e innova con los ingredientes que más te gusten! Añade coco, nueces, frutas deshidratadas etc… ¡Espero que os gusten!

Galletas de avena con pepitas de chocolate
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 15
Ingredientes
  • 1 plátano maduro
  • 200 gr de compota de manzana
  • 140 gr de avena (copos suaves)
  • 2 cucharadas de sirope de ágave (o miel)
  • Pepitas de chocolate (cantidad a ojo según cuánto chocolate se quiera)
Elaboración
  1. Precalienta el horno a 200º con calor arriba y abajo.
  2. Pon el plátano en un bol y aplástalo con la ayuda de un tenedor hasta que te quede una pasta.
  3. Incorpora la compota de manzana, el sirope de ágave, la avena, y las pepitas de chocolate (reserva alguna para decorar). Mezcla bien hasta conseguir una pasta homogénea.
  4. La masa estará blanda, pero forma bolitas con las manos y aplástalas para darles forma de galleta. Que queden gorditas para que la parte de dentro esté jugosa. Luego en el horno se quedarán más consistentes. Decora cada galleta incrustando unas pepitas de chocolate por encima.
  5. Coloca las galletas en una bandeja con papel de horno, y hornea durante 20 minutos.
  6. Saca las galletas y deja que se templen un poco antes de comerlas.
Notas
Estas galletas de avena son de textura más bien blanda. Guárdalas en un bote y te aguantarán varios días.

Antes de comerlas puedes calentarlas 15 segundos en el micro (no más tiempo porque quedarán duras).

Si quieres hacer más cantidad, ajusta los ingredientes. Para 30 galletas solo tienes que doblarlos.

Las pepitas de chocolate las he hecho yo picando una tableta del 70% con el cuchillo. Puedes ponerle el chocolate que más te guste.