2Mar

Compota de manzana

La compota de manzana es una de esas recetas tradicionales que han aromatizado las casas toda la vida. Tengo el recuerdo de ver a mi abuela haciéndola muy a menudo. Qué rico el olor a manzana asada con canela que salía de su cocina…mmmmm….. La compota es una receta muy fácil a la que además, podemos darle muchos usos. Para acompañar a otros postres, de relleno de otras recetas, como ingrediente para hacer unas galletas, o simplemente para comerla tal cual.

Yo suelo utilizarla como mermelada en mis tostadas del desayuno. En lugar de mantequilla pongo tahini (pasta de sésamo), y utilizo pan de espelta integral.  ¡Sanísimas y riquísimas!

La compota de manzana tradicional lleva mucha azúcar. Como verás en los ingredientes, en esta receta no le he puesto ni gota. Se trata de buscar la versión más sana. Como endulzante he usado sirope de ágave pero puedes ponerle miel, estevia, azúcar de coco, panela, o cualquier otro endulzante que utilices habitualmente. Con las cantidades que pongo en la receta, me han salido 650 gr de compota. Se puede guardar en un bote en la nevera e ir consumiéndola poco a poco.


4.0 from 1 reviews
Compota de manzana
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 1
Ingredientes
  • 6 manzanas rojas (1kg en total)
  • 6 cucharadas de sirope de ágave (o miel, stevia, u otro endulzante)
  • 1 rama de canela
  • Unas gotas de zumo de limón (1 cucharadita tamaño café)
Elaboración
  1. Pela las manzanas, quítales el corazón, y trocéalas de manera irregular.
  2. Pon un cazo al fuego con las manzanas, el sirope de ágave (o el endulzante que prefieras), la rama de canela, y unas gotas de zumo de limón (más o menos 1 cucharadita de café).
  3. Pon la tapa y espera a que se caliente bien, que empiece a hervir. Entonces, baja a fuego medio-suave y deja que se cocine lentamente durante 30 minutos.
  4. Aplasta con un tenedor o revuelve con las varillas y lista. Queda tan suave que no hace falta triturarla.
Notas
Guarda la compota en un bote en la nevera. Aguanta perfectamente unos 5 días.