7Feb

Crema de lombarda

Si estás acostumbrado a comer la lombarda cocida, la versión en  crema te va a sorprender por su sabor. Es suave y delicado. A pesar de llevar manzana, no es una crema dulce. Todos los ingredientes quedan muy bien integrados. Es un plato que se digiere muy bien, y sienta genial calentita en estos días fríos.

Original y divertida por su color, es muy sencilla de hacer y se puede congelar. Es además, una receta muy baja en calorías, llena de vitaminas y fitonutrientes para mantenernos sanotes por dentro.

Crema de lombarda
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 4
Ingredientes
  • ½ lombarda grande o 1 pequeña entera
  • 1 cebolla morada o normal
  • 1 puerro
  • ½ manzana grande
  • Un poco de sal
  • Agua
  • 2 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
Elaboración
  1. Corta la cebolla en juliana y trocea el puerro. Rehógalos 5 minutos en una olla con dos cucharadas de AOVE.
  2. Pela la manzana y trocéala. Trocea también la lombarda. Añade ambas a la olla y rehoga un par de minutos más junto con la cebolla y el puerro.
  3. Cubre con agua y lleva a ebullición. Una vez empiece a hervir, baja el fuego, tapa parcialmente y deja que se cocine durante 30 minutos. Hasta que la lombarda está blanda.
  4. Antes de triturar la crema, fíjate en la cantidad de caldo que tiene. Si crees que es demasiado y que te puede quedar muy líquida, quita un poco y resérvalo por si tuvieras que añadir más. Añade ahora sal al gusto y tritura bien hasta conseguir una textura suave y cremosa.
  5. Sirve la crema de lombarda con unas semillas de sésamo y un poco de cebollino picado por encima.
Notas
Puedes congelar la crema de lombarda si haces gran cantidad.