24Feb

Couscous de verduras

El couscous o cuscús, es un plato tradicional del norte de África, y el más  conocido de la cocina marroquí. Es una sémola de trigo en granitos que admite infinidad de acompañamientos. Con verduras, carnes, pescados, en sopas, o para hacer ensaladas. En este último caso, recibe el nombre de Taboulé. La cocina marroquí es una de mis preferidas, me encantan sus olores, especias y sabores. ¡Son maravillosos!

Esta receta de couscous de verduras es muy nutritiva. Además de verduras, lleva legumbre (garbanzos), y couscous (hidratos). Un plato muy completo que podemos utilizar como un magnífico plato único.

Couscous de verduras
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 4
Ingredientes
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 tomate maduro grande
  • 250 gr. de garbanzos cocidos
  • 2 zanahorias grandes
  • 150 gr. de calabaza
  • 1 calabacín grande
  • 30 gr. de pasas
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 hoja de laurel
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 1,5 - 2 litros de agua
  • Sal
  • 400 gr. sémola de couscous
  • 400 ml. de agua
Elaboración
  1. Si utilizas garbanzos secos, déjalos a remojo la noche anterior y cuécelos en agua con sal hasta que estén tiernos (unos 35-40 minutos). Escurre y reserva.
  2. Si quieres ahorrarte este trabajo, utiliza garbanzos cocidos de bote.
  3. En una olla pon un chorrito de aceite de oliva y saltea la cebolla y el puerro picados. Añade el tomate pelado y troceado.
  4. Agrega ahora los garbanzos, las pasas, las zanahorias, el calabacín, y la calabaza cortados en trozos no muy pequeños (para que no se deshagan). Cubre con agua, más o menos 1,5 -2 litros. Añade un poco de sal, una cucharadita de cúrcuma, una pizca de pimienta negra, y una hoja de laurel. Deja que hierva a fuego medio unos 15 minutos (hasta que las verduras estén tiernas). Debe quedar muy caldoso, si ves que se queda corto de agua, añade más.
  5. Para hacer la sémola: hierve 400 ml de agua en un cazo con sal y un chorrito de aceite. Viértela sobre la sémola, tapa y deja que repose 5 minutos. Pasado ese tiempo, le pon una cucharadita de aceite de oliva y remueve el couscous con un tenedor para que quede suelto.
  6. Sirve el couscous con las verduras por encima, y pon un bol con caldo aparte para que cada uno lo riegue a su gusto.