13Ene

Caldo de verduras depurativo (en olla exprés y normal)

Una taza calentita de este caldo de verduras depurativo antes de cualquier comida es mano de santo. Entra de maravilla y entona el cuerpo que da gusto. Además, es diurético, desintoxicante y nos ayuda a limpiar el organismo de toxinas.

Todos sus ingredientes son muy bajos en calorías y he evitado ponerle aceite para hacerlo aún menos calórico. Si estáis haciendo dieta de adelgazamiento, os recomiendo tomar una taza antes de una cena ligera.

Es muy fácil de preparar y tendremos caldo para unos cuantos días. Con las cantidades que yo le pongo salen unos 2 litros, que podemos guardar en una botella en la nevera e ir consumiendo poco a poco. También se puede congelar, yo suelo hacerlo, lo divido en porciones individuales usando bolsas de congelado y las voy sacando la noche anterior o por la mañana.

Una vez que cuelo el caldo, aprovecho las verduras hacer una crema con ellas. Os recomiendo hacerla porque está riquísima y tiene las mismas propiedades desintoxicantes. Así que aquí tenemos dos recetas en una. Solo hay que triturar las verduras añadiéndoles un poco del caldo o agua.

Caldo de verduras depurativo
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 4
Ingredientes
  • 1 cebolla morada o normal
  • 1 puerro
  • 2 ramas de apio
  • 2 zanahorias
  • ¼ de repollo/berza (1/2 si es pequeño)
  • 2 litros de agua
  • Sal
Elaboración
  1. Lava bien todas las verduras. Pélalas y córtalas en trozos medianos.
  2. Pon las verduras en la olla y cubre con 2 litros de agua. Añade un poco de sal.
  3. Una vez que comience a hervir, baja a fuego medio, tapa, y deja que se cocinen durante 35-40 minutos.
  4. Cuela el caldo resultante. Así lo tendríamos listo, pero yo suelo triturar una pequeña parte de las verduras con él para darle un poco más de consistencia y sabor. Corrige el punto de sal si fuera necesario.
  5. Aprovecha las verduras para hacer una crema triturándolas con un poco del caldo o añadiendo algo de agua.
Notas
Para hacer el caldo depurativo en la olla exprés, sigue los mismos pasos de la receta y cierra la olla después de añadir el agua. Cocina durante 20 minutos desde que suben todos los aros de la olla, y pasado el tiempo, espera a que bajen solos para abrirla.

El caldo depurativo te aguantará bien 4 días en la nevera. Si haces gran cantidad, te encantará saber que puedes congelarlo.