28Ene

Tzatziki (Salsa griega de yogur y pepino)

El Tzatziki es la salsa griega por excelencia, imprescindible en cualquier mezzé que se precie. Un mezzé o meze, es una forma de comer muy típica de los países mediterráneos como Grecia o Turquía, que consiste en una selección de entrantes o aperitivos que se sirven antes de la comida principal. Los mezzé son un espectáculo de colores y sabores en la mesa que suelen acompañarse de bebidas alcohólicas. Esta tradición procede de los antiguos griegos, que comprobaron que no era nada bueno beber con el estómago vacío… Serían como nuestras tapas y pinchos pero un poco más a lo bestia.

Cada país tiene sus propios platos para mezzé, aunque todos dan preferencia a las ensaladas y platos fríos. La salsa Tzatziki (Cacik en Turquía) es una habitual en estos aperitivos, y dependiendo de la consistencia que se le dé, se come de diferentes maneras: como sopa añadiéndole agua, como salsa para los kebabs o koftas, o simplemente para untar pan de pita o crudités de verduras.

Sus ingredientes básicos son el yogur y el pepino a los que luego se los adereza con ajo, eneldo, limón, pimienta y hierbabuena al gusto de cada paladar. Se hace con yogur griego, pero aquí en mi versión descafeinada lo haremos con yogur natural 0%, y aunque quizás sea más propio de los meses de primavera o verano, no he podido resistirme… Os recomiendo comerla con todo lo que se os ocurra, carnes a la brasa, hamburguesas, pollo, pavo….
Además de ser una delicia, es refrescante y ligera.

Tzatziki (Salsa griega de yogur y pepino)
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Author:
Raciones: 4
Ingredientes
  • 1 pepino
  • 2 yogures naturales 0%
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de eneldo
  • 4 hojitas de hierbabuena fresca
  • Unas gotas de zumo de limón
  • Un poco de sal
  • Un poco de pimienta negra
Elaboración
  1. Pelamos el pepino, lo abrimos por la mitad y retiramos las semillas. Lo rallamos y dejamos escurrir en un colador con una pizca de sal para que elimine el exceso de agua. Apretamos de vez en cuando con la mano o con una cuchara para acelerar el proceso. Después, lo secamos entre papel absorbente y lo colocamos en un bol.
  2. Escurrimos también los yogures en un colador para eliminar el líquido y los agregamos al bol.
  3. Añadimos el diente de ajo machacado, el eneldo, unas hojitas de hierbabuena muy picaditas, unas gotitas de zumo de limón, una pizca de sal y de pimienta.
  4. Mezclamos bien, probamos y rectificamos el aliño si hiciera falta. Dejamos reposar en la nevera por lo menos media hora para que se mezclen bien todos los sabores.
  5. Servimos muy frío con unas crudités de verduras para untar o como acompañamiento de carnes o pescados.