23Ene

Pollo a la naranja (fácil y rápido)

Pollo a la naranja (fácil, rápido y light)

Esta es mi versión de la receta china de pollo a la naranja, con su característico sabor agridulce que me encanta. He modificado o directamente eliminado algunos ingredientes para hacerla en modo light como siempre acostumbro, pero dejamos intacto el sabor que es lo que nos interesa. Yo lo he servido con un arroz blanco de acompañamiento que suele ser lo típico, pero también combina perfecto con otros cereales como cuscús, quinoa o con unos vermicellis de soja.

Esta receta es muy fácil de hacer y la tendremos lista en 20 minutos desde que nos pongamos a ello, así que conviene tenerla a mano para los días con prisas. Podemos dejarla preparada el día anterior, congelarla o llevárnosla en un tupper para comer fuera de casa, la salsa hará que el pollo quede jugosito después de calentarlo en el microondas.

Ingredientes (para 2 personas)

2 pechugas de pollo
Zumo de 2 naranjas grandes
3 cucharadas de salsa de soja
2 dientes de ajo picados
2 rodajas de pimiento rojo picadas
1 cucharada de vinagre de manzana
1 cucharada de miel
1 cucharadita de salsa worcestershire (Perrins)
Sal
Pimienta
Aceite de oliva virgen (un par de cucharadas o menos)
Semillas de sésamos tostadas

Cómo hacer Pollo a la naranja (fácil y rápido)

 

  1. Cortamos las pechugas de pollo en trozos que sean más o menos del mismo tamaño. Salpimentamos y reservamos.
  2. Mezclamos los ingredientes de la salsa en un bol: el zumo de naranja, la salsa de soja, los ajos picados, el pimiento rojo picado, 1 cucharada de vinagre de manzana, 1 cucharada de miel, y 1 cucharadita (de postre) de salsa worcestershire. Batimos bien con las varillas para que queden todos los ingredientes integrados.
  3. Calentamos una sartén con un poco de aceite de oliva y cuando esté bien caliente, salteamos el pollo durante un minuto. Que quede dorado por fuera pero crudo por dentro.
  4. Añadimos la salsa y esperamos hasta que hierva. Bajamos el calor y dejamos que se cocine a fuego medio durante unos 10 minutos, vigilando que no se nos haga demasiado el pollo.
  5. Espolvoreamos unas semillas de sésamo tostado por encima y servimos.
Nota: Si queremos la salsa más espesa, retiramos el pollo y la dejamos hervir por separado unos minutos más. También podemos añadirle una cucharada de maicena, aunque claro, esto supondría sumarle alguna que otra caloría extra…