12Ene

Burguers de pollo, calabacín y zanahoria

Burguer de pollo calabacín y zanahoria 2
Cuando probé estas hamburguesas por primera vez, supe que habían llegado a mi vida para quedarse. Y es que es la hamburguesa perfecta, o casi. Fácil de hacer, sabrosa, ligera, jugosa, baja en calorías, nutritiva y muy sana. Lo tiene todo. Para los niños además, son divertidas, quizás con ellas hayamos encontrado la manera definitiva de que coman verduras. Y para nosotros los mayores, son el planazo para cualquier noche de “peli y hamburguesa”, sin sentirnos luego culpables por habernos zampado la gordada del siglo.

A partir de esta receta que cada uno haga sus variaciones, mezclando los vegetales o especias que más os gusten, como cebolla, puerro, berenjena, orégano, curry…  Eso sí, picad vosotros mismos en casa la pechuga de pollo, no compréis las bandejas que venden preparadas porque si leéis los ingredientes, veréis que contienen harinas y cereales y que nunca son pollo al cien por cien.

Una vez más demostramos que comer sano es sinónimo de comer rico, solo hay que introducir un poco de creatividad en nuestros platos y olvidarnos de la pechuga de pollo a la plancha.
Espero que os gusten y os animéis a prepararlas pronto!

Ingredientes

500 gr. pechuga de pollo
1/2 calabacín pequeño
1 zanahoria
1 huevo
sal
Pimienta
Aceite de oliva virgen

Cómo hacer Burguers de pollo, calabacín y zanahoria

 

  1. Limpiamos bien la pechuga de pollo, eliminando cualquier resto de grasa que pudiera tener. La troceamos y la picamos en la thermomix o en algún aparato para picar o triturar. Reservamos en un bol.
  2. Rallamos una cantidad generosa de calabacín y zanahoria encima de la carne picada. Añadimos sal, pimienta y un huevo. Mezclamos bien la masa unificando todos los ingredientes y probamos de sazón para rectificar si hiciera falta. Podemos reservar la mezcla en la nevera o utilizarla en el momento.
  3. Formamos las hamburguesas untando nuestras manos con unas gotas de aceite de oliva, pues la masa estará algo blanda y esto nos facilitará el trabajo. También podemos darles forma mientras las freímos, poniendo en la sartén o plancha una parte de la carne picada y dándole forma de hamburguesa con una cuchara o tenedor.
  4. Utilizamos poco aceite para freir, podemos untar la sartén con un pincel y así nos ahorramos grasa innecesaria.
Las acompañamos de lo que más nos guste, una ensalada, ketchup, mostaza…