31Mar

Ensalada de tomates y remolacha

Ensalada de tomates y remolacha

No subestiméis a esta ensalada por sencilla que os parezca porque es la crème de la crème. Si como yo sois unos fanáticos del tomate, os va a encantar! y mira que es sencilla… El secreto, comprar unos buenos tomates y darle el toque con el aliño. Súper fresquita, entra de maravilla y lo más importante, sus ingredientes nos van a aportar cantidad de beneficios a nuestra salud.

La remolacha

Rejuvenecedora y anticancerígena. Es la presencia de ácido fólico lo que hace que tenga propiedades anti-envenjecimiento, y su riqueza en flavonoides, que ayude a prevenir el cáncer. Su riqueza en fibras es muy útil para vaciar el intestino y prevenir el estreñimiento. Es un alimento adecuado para los que sufren retención de líquidos por lo que resulta indicada para las personas que pretendan bajar de peso.
La remolacha depura la sangre al resultar alcalinizante y ayuda al hígado en su función depurativa. Estimula el cerebro y elimina las toxinas que en él se puedan acumular, por lo que ayuda a mantener una buena salud mental y prevenir el envenjecimiento precoz.
Por su riqueza en hidratos de carbono, es un alimento muy enérgico, aunque fácilmente asimilable. Se debe consumir con otras verduras y no con otros alimentos muy calóricos o ricos en hidratos para evitar una acumulación de los mismos.

El tomate

Es uno de los principales alimentos antioxidantes y resulta una fruta indispensable en toda dieta saludable, equilibrada o de adelgazamiento. Se le atribuyen propiedades anticancerígenas gracias a su contenido en lipoceno, un potente antioxidante. Es rico en fibra,  nos ayuda a reducir el colesterol y a eliminar toxinas del organismo. Presenta gran riqueza en vitamina A y C.

 

Ingredientes

Variedad de tomates (de ensalada, verdes, raf, kumato…)
Tomates cherry
Remolacha
Canónigos
Aceite de oliva
Vinagre de vino blanco
Sal
Salsa de soja

Elaboración

  1. Lavamos bien los tomates, los cortamos en rodajas junto a la remolacha y los disponemos en una fuente. Abrimos los tomates cherry por la mitad y los unimos a la fuente. Le damos el toque verde con unos canónigos por encima.
  2.  Aliñamos con aceite de oliva, vinagre de vino blanco, un chorrito de salsa de soja y un poquito de sal.