8Ene

Crema de calabaza al curry con virutas de jamón

Crema de calabaza al curry con crujiente de jamón

Soy fan de las cremas y purés, la verdad es que casi de cualquier plato de cuchara. Entran muy bien, nos ayudan a entonar el cuerpo, tanto enfrío como en caliente, son ligeras, y para mí, sinónimo de dieta sana. Claro que esto siempre dependerá de los ingredientes que utilicemos y de la forma en que las cocinemos. En este blog podéis dar por hecho que serán bajas en calorías y con el mínimo de grasas.

Esta crema es una de mis preferidas, por su sabor y por todos sus efectos en nuestro organismo. La calabaza es muy rica en betacarotenos, lo que hace que sea un alimento antioxidante por excelencia. Su aporte calórico es muy bajo, está compuesta principalmente por agua (entre un 80 y un 90%), por lo que es un alimento apropiado en las dietas de adelgazamiento.
Es rica en potasio, que nos ayuda a prevenir la retención de líquidos y por su contenido en fibra, tiene un efecto muy saciante.

Esta vez, le he añadido un poco de curry, le va muy bien a la receta y además de darle un sabor exótico, posee propiedades antioxidantes y es buena para prevenir la obesidad ya que acelera ligeramente el metabolismo.

Ingredientes (para 4 personas)

750 gr de calabaza
1 cebolla
2 puerros
3 zanahorias
600 ml. de agua
1 cucharada de curry
Sal
Aceite de oliva
4 lonchas de jamón serrano

Elaboración

  1. Pelamos la cebolla, la picamos y la ponemos a pochar muy lentamente en un cazo con un poquito de aceite de oliva. Se trata de que nos quede bien pochadita pero sin que coja color, así que debemos hacerla a fuego medio-suave, que sude bien y sin prisas.
  2. Lavamos bien los puerros, los partimos en trozos pequeños y se los añadimos a la cebolla para que se pochen juntos.
  3. Hacemos lo mismo con las zanahorias, las pelamos, las partimos en rodajas finas y dejamos que se hagan junto a la cebolla y el puerro.
  4. Por último, añadimos la calabaza, pelada y cortada en trozos medianos.
  5. Añadimos el agua y la cucharada de curry, un poco de sal y dejamos que cueza todo hasta que la calabaza esté blandita (unos 15-20 minutos).
  6. Apartamos del fuego, trituramos y rectificamos de sal si nos hiciera falta. Para que nos quede fina, la pasamos por el chino o pasapurés. También podemos añadirle más agua si la queremos menos espesa.
  7. Para el crujiente de jamón tenemos dos opciones: 1) Meter las lonchas en el horno caliente durante 3-4 minutos, sacar y desmigar. 2) Hacerlo al microondas, metemos las lonchas unos 30 segundos, sacamos y las picamos finito.
Servimos las crema y espolvoreamos las virutas de jamón por encima.