4Dic

Paté de berenjenas

Paté de berenjenas

Cuántas veces llegamos a casa después de trabajar y arramplamos con toda la nevera antes de sentarnos a comer, o nos entra el gusanillo a media tarde y no paramos de darnos paseos a la cocina… Al final, siempre acabamos atacando a las patatas fritas o embutidos. Esta receta de paté de berenjenas es una buena opción para tener preparado un picoteo sano y ligero. Es muy típico de la cocina griega y turca, está exquisito y es una buena manera de comer algo sano entre horas.

Las berenjenas tienen muy pocas calorías y su contenido en agua supera el 90%, por lo que es un vegetal ideal para incluir en las dietas de control de peso.
Podéis hacer el paté y guardarlo en la nevera, os aguantará unos días sin problema, aunque está tan rico que no creo que os vaya a durar mucho la verdad. De todas formas, si quisierais conservarlo, abajo os explico cómo hacerlo.

Ingredientes

2 berenjenas medianas
3 pimientos del piquillo
Aceite de oliva virgen (unos 10gr.)
Pimienta negra
Sal
Zumo de limón (opcional para conservar)
Pan integral de semillas o verduras

Elaboración

Precalentamos el horno a 200 grados.

  1. Con un pelador o cuchillo, quitamos toda la piel a las berenjenas y las cortamos por la mitad a lo largo. A cada mitad, le hacemos unos cortes con el cuchillo pero sin llegar hasta abajo, para que el calor penetre bien en su interior. Las ponemos en una bandeja y las asamos al horno durante 20-30 minutos.
  2. Pasado el tiempo, sacamos las berenjenas que estarán completamente asadas, las cortamos en trozos y las ponemos en el vaso de la batidora o thermomix. Añadimos 2 pimientos del piquillo troceados, pimienta, sal y un chorrito de aceite de oliva virgen.
  3. Trituramos con la batidora y ya tenemos el paté preparado.
  4. Tostamos unas rebanadas de pan en el horno y untamos con el paté de berenjenas. Adornamos con un par de tiras de pimiento por encima.
El paté nos aguantará bien un par de días o tres en la nevera. Si queremos que nos dure más, podemos añadirle un poco de zumo de limón que actuará como conservante. Si lo hacemos, tendremos que tener en cuenta que el limón cambiará un poco el sabor.