1Ago

2. Solomillitos con ensalada de naranja

Desmontando mitos: la carne de cerdo no engorda. O al menos, no más que otras carnes. Los filetes, el lomo o el solomillo de cerdo, tienen las mismas calorías que el muslo de pollo. El cerdo es un animal del que nos comemos todo, la cantidad de grasa que contiene, es distinta según el corte. Por ejemplo, el solomillo de cerdo contiene 5 gramos de grasa por cada 100 gramos, mientras que las costillas rondan los 24. Además, la mayor parte de la grasa del cerdo se ve, por lo que resulta sencillo eliminarla antes de cocinarlo.

Lo verdaderamente importante es fijarnos en nuestra dieta en su conjunto, y en una dieta sana debemos incluir todo tipo de alimentos. También es importante cómo los cocinamos, hay que evitar grasas innecesarias.

Y dicho todo esto, mi segunda propuesta de tupper playero son estos solomillitos con ensalada de naranja. Una delicia comerlos en la playa!

Ingredientes

1 solomillo de cerdo; 1 huevo; lechuga iceberg o romana; 1 cebolleta; 1 tomate; 1 naranja; vinagre de vino blanco; aceite de oliva; sal.

Elaboración

  1. Solomillo: eliminar las partes de grasa si las tuviera. Cortar el solomillo en medallones. Salarlos y untarlos en huevo batido. Freírlos en una sartén con unas gotas de aceite (no hace falta mucho aceite, con una cucharada basta).
  2. Ensalada de naranja: cortar la lechuga y la cebolleta en juliana (tiras finas); el tomate en taquitos, y hacer pequeños gajos con la naranja.
  3. Aliño: aceite de oliva, vinagre y sal. Las cantidades dependen del tamaño de la ensalada y de nuestros gusto, pero os recomiendo no abusar del aceite. Llevar el aliño separado de la ensalada y añadírselo en el momento en que vayamos a consumirla.