27Jun

Gazpacho

Gazpacho

Un básico del verano, el gazpacho. Super refrescante, bueno, bonito y barato. Me gusta todo de él: el color, el olor, el sabor… Además, es muy agradecido, lo tomamos en cualquier momento, como plato principal, aperitivo o un vasito a media tarde, qué bien entra! Esta receta es una versión “a mi manera” porque no utilizo ingredientes básicos del clásico gazpacho andaluz como son el pepino o el ajo. La verdad es que existen tantas versiones como personas que lo preparan, así que cada uno que aporte su “toque personal”.

El gazpacho es un plato muy rico y sano, estas son algunas de las características de los ingredientes que lo componen:

El tomate

Es un alimento excelente para llevar una dieta saludable. Es rico en fibra y ayuda a reducir el colesterol. Tiene propiedades antioxidantes, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y es rico en vitamina C y A.

El pimiento verde

Es un alimento bajo en calorías y nos aporta gran cantidad de Vitamina C. Actúa como antioxidante y nos ayuda a quemar grasas, por lo que se recomienda incluirlo en las dietas para perder peso.

La cebolla

Es diurética por lo que es importante como depurativo del organismo, favorece la digestión.

Y dicho esto, aquí tenéis mi receta:

Ingredientes (para 6 personas)

2 kilos de tomates maduros
1 Cebolleta
1 Pimiento verde (italiano, mediano)
Aceite
Vinagre de vino blanco
Sal

Elaboración

  1. Lavamos bien los tomates, les quitamos la parte verde y los partimos en 4 trozos.
  2. Lavamos también el pimiento, lo abrimos por la mitad, retiramos las pepitas y lo partimos en trozos grandes.
  3. Lo mismo con la cebolleta, la lavamos y partimos en 4 trozos.
  4. Ponemos todos los ingredientes troceados en el vaso de la batidora, (en mi caso Thermomix), y los trituramos a velocidad máxima hasta que no quede ningún trozo de verdura (1 minuto aprox.)
  5. Abrimos el vaso y le añadimos el aceite de oliva, vinagre y sal pero con moderación, es mejor quedarnos cortos para luego poder rectificar, que pasarnos y no poder arreglarlo. Cerramos el vaso y batimos a velocidad máxima 5 segundos. Abrimos y probamos el punto de aceite, vinagre y sal. Rectificamos hasta que esté a nuestro gusto. En mi caso, soy generosa con el vinagre y la sal, me gusta bien fuerte.
  6. Si como a mí, os gusta que quede muy fino, lo pasamos por el chino o por un colador para quitarle las pepitas y restos de piel del tomate que hayan quedado.
Si lo vamos a poner como plato principal, lo acompañamos de huevo duro, pimiento verde y cebolleta bien picaditos.
Lo servimos bien frío y a disfrutar!