22May

Crema de limón light

 
Esta es una versión light de la crema de limón. Modificando algunos ingredientes de la receta tradicional, la convertimos en un postre sano, fresco y bajo en calorías.
La podemos utilizar sola o también para acompañar diferentes postres o frutas.

Además, si la vamos a hacer para una cena o comida especial y no nos sobra el tiempo, la podemos dejar en la nevera desde la noche anterior.

Ingredientes  (para 4 copas pequeñas)

100 ml. de agua
1 y 1/2 láminas de gelatina neutra (o 7 gr. de gelatina neutra en polvo)
Ralladura de 1 limón
Zumo de 2 limones
2 Huevos
5 ml. de edulcorante líquido

Elaboración

Separamos las claras de las yemas.

Ponemos un cazo al fuego con el agua, la ralladura de limón y la gelatina.
Cuando empiece a hervir, lo retiramos del fuego y removemos bien para asegurarnos de que la gelatina está bien disuelta.

Le añadimos el zumo de limón, las yemas de huevo batidas y el edulcorante.
Removemos y dejamos enfriar (podemos meterlo directamente en la nevera)

Montamos las claras a punto de nieve. Para ello, podemos utilizar la Thermomix poniendo la mariposa en las cuchillas. Añadimos las claras al vaso con una pizquita de sal (esto es importante para que monten) muy poquita, y las batimos a velocidad 3 y 1/2 durante 5 minutos.
Otra forma de montar las claras es utilizando una batidora de repostería normal y siguiendo los pasos anteriores.

Añadimos las claras al preparado de limón que ya tenemos frio. Mezclamos suavemente con una espátula y con movimientos envolventes de abajo a arriba.

Ponemos la mezcla en los recipientes donde la vayamos a servir y metemos al frigorífico para que enfríe.

Listo! Ya tenemos nuestra crema de limón light.