3Abr

Bechamel de calabacín (la bechamel light)

Como este blog trata sobre comer sano pero sin privarse de nada, esta salsa representa una buena alternativa a la bechamel tradicional si queremos evitar harina o grasas en nuestra dieta.
La podemos utilizar para acompañar verduras como coliflor, brócoli, puerros, para lasagnas, canelones, macarrones y todo lo que nos apetezca!
No tiene harina y veréis que todos los ingredientes son aptos para dieta.

Bechamel de calabacín (la bechamel light)
 
Tiempo
Tiempo
Tiempo
 
Raciones: 1
Ingredientes
  • 1 y ½ Calabacín
  • ¼ Cebolla
  • 200 ml. de leche de avena o normal
  • 30 ml. aceite
  • Una pizca de sal
  • Pimienta negra o blanca molida
  • Nuez moscada (al gusto)
Elaboración
  1. Trocea la cebolla y rehógala en un cazo con un poco de aceite de oliva.
  2. Pela y trocea el calabacín. Añádelo al cazo. Tapa y deja cocer durante 10 minutos a fuego medio.
  3. Añade la leche, una pizca de sal, un poco de pimienta, y nuez moscada rallada. Tapa de nuevo y deja que se cocine durante 15 minutos a fuego medio.
  4. Tritura con la batidora y prueba cómo está de sal, pimienta y nuez moscada. Rectifica si hiciera falta.